martes, 31 de julio de 2012

Terminado Julio, aquí los números, con varios récords incluidos

   Por fin termina hoy este mes de julio bastante duro por el volumen de entrenamiento y el calor que está haciendo, corriendo casi siempre por encima de los 30 grados. Para ser el mes más caluroso del año los números no están nada mal, ya que he batido mis récords en kilómetros recorridos y sobre todo en desnivel acumulado. He corrido la friolera de 302,43 kms según mi gps que suele ser tacaño en la medida así que es probable que hayan sido algunos más, pero en lo que más he vencido con creces mis registros anteriores ha sido en el desnivel acumulado, ya que he superado mi mejor mes en más del 50% alcanzando un desnivel acumulado total de 24.612 m. Aquí es donde se nota el cambio en mis entrenos ya que antes corría más por la playa y ahora la mayoría de mis entrenos son por montaña. 
   Con estos números y teniendo aún 54 días por delante antes de mi primera maratón espero no tener problemas para realizarla con éxito. Esta prueba será en Asturias, la Maratón extreme Lagos de Covadonga, con sus 42 km y 6000 m de desnivel acumulado. Tendré que preguntar a mi amigo Iván si voy bien a este ritmo o tengo que apretar más para el mes de agosto, jaja.
    Todo esto me ha llevado a alcanzar uno de mis objetivos antes de tiempo, me había planteado ponerme en 75 kg para la maratón y a día de hoy ya los he alcanzado y teniendo en cuenta que a comienzos de verano estaba sobre los 81 kg, está claro que este esfuerzo de los últimos meses se ha reflejado en mi físico.
   Bueno, ahora a por el mes de agosto, a ver que tal se dá. Espero que se suavicen un poco las temperaturas porque como siga perdiendo peso voy a llegar a registros que no había tenido desde los 80. Es la primera y última vez que me apunto a una carrera de estas dimensiones para justo después del verano.
COMENTAR EN FACEBOOK

sábado, 28 de julio de 2012

CASTRO DE FILABRES-LAS HOYAS (2.020m)-FEBEIRE (SIERRA DE LOS FILABRES)

   Hoy he realizado una nueva ruta de montaña y con nuevo compañero corremontañero, Víctor que lo conocí cuando nos cruzamos en la montaña como no podía ser de otra manera y resulta que vive a escasos metros de mí, toda una casualidad, esperemos que sea la primera de muchas sesiones montañeras juntos que siempre se agradece ir acompañado en estas tiradas largas de varias horas brincando. 
   Como estamos en el mes más caluroso del año y yo quería hacer una tirada larga, pues quedamos bien temprano, antes de la salida del sol para coger el coche y poner rumbo a Castro de Filabres desde donde empieza la ruta que encontré en wikiloc, aunque como la mayoría, la subió un senderista, pero como digo yo, si se puede hacer andando también corriendo, jaja.
   Partimos de Castro de Filabres (941 m) e iniciamos el recorrido por el sendero PR-A-322, "LAS CRISTALERAS). Esta primera parte de la ruta transcurre por viejos caminos arrieros que atraviesan distintos campos de labor cercanos al pueblo. El sendero nos va acercando a unos espectaculares cortados, que bajan desde la cuerda de Filabres, desde más de 2.000m de altura. Vamos trotando/andando paralelos a bonitos barrancos, llenos de cerezos, serbales, castaños..., y aquí nos aparece nuestro primer compañero de ruta, un zorro que parece que la noche se le ha hecho un poco larga y que nada más vernos sale corriendo. Seguimos subiendo hasta alcanzar las casas de los cristaleros, espléndido mirador del desierto almeriense, sierra Alhamilla y el mar. 
 Aquí se puede apreciar la arquitectura típica de la zona, donde las construcciones están hechas con material de la zona, piedra pizarra.
    A partir de ahí seguimos durante unos cuantos metros más el sendero para dejarlo y acometer el último y duro repecho de subida hasta la cuerda de la sierra, muy cerca del pico Las Hoyas.
 Esto parece que es un refugio de la Junta de Andalucía el cuál está cerrado con llave y en semirruinas. Apréciese al fondo el observatorio de Calar Alto.


    Una vez en la cuerda sólo queda, por buen terreno, llegar hasta el próximo vértice de Las Hoyas, a 2.020m, donde ya se puede ver la Sierra Nevada Almeriense, Gádor, Las Menas, parte del Valle del Almanzora, Sierra de María y Las Estancias y los grandes de Filabres (Tetica, Layón, Calar Alto....).
 En estas fotos estamos en el punto de mayor altura de toda la ruta, a 2020 m sobre el nivel del mar.
 Esta construcción estaba cerca del pico de 2020 m y la miramos por todos sus flancos sin llegar a saber que es exactamente. Tenía antena y placa solar.¿?


    La bajada la realizamos por otro sitio, con la intención de visitar la aldea de Febeire, aunque nos perdemos un poco y tenemos que hacer algo de campo atreves, pero mereció la pena ya que divisamos un par de ciervos, uno mayor hembra y el otro algo más pequeño con lo que supongo será su hijo, pero no tengo prueba gráfica de ellos ya que estaban algo lejos y salieron como alma que lleva el diablo al vernos, y hacen bien de no fiarse de los humanos por la cuenta que les trae. Febeire se encuentra en un precioso entorno y en el término municipal de Velefique. En su esplendor en la aldea llegaron a vivir hasta cinco familias, ahora sólo queda una. Un sitio en el que parece que se ha parado el tiempo.
 Panorámica del pueblo de Febeire.

   Desde Febeire seguimos rumbo hacia Castro, andando por viejos caminos algunas veces perdidos por la vegetación, por eso algún tramo hay que hacerlo campo a través, pero no es mal terreno para andar aunque sí para correr. Enseguida llegamos a un camino que enlaza con un GR y un poste indicador. Desde ahí sólo tenemos que seguir las indicaciones del GR que nos llevará hasta Castro de Filabres, con fantásticas vistas del pueblo desde este último tramo de la ruta.
 Castro de Filabres.
 Fuente en Castro de Filabres que se agradeció como agua de mayo.
 GR 244 cuya longitud total es de 105 km.

   DATOS:
   Distancia: 25 km
   Desnivel acumulado: 2366 m.
   Tiempo: 4h20'17'', activo: 3h35'11''

    PERFIL:


   RUTA:
Run.GPS Community Run.GPS Mobile Sports GPS Software

COMENTAR EN FACEBOOK

miércoles, 25 de julio de 2012

Entreno y sesión fotográfica por los barrancos de Aguadulce

Hoy he salido ha hacer un entreno "light" por los barrancos de Aguadulce y como las vistas eran espectaculares, me he entretenido en echar unas fotos. Desde lo más alto, donde están las antenas, hay unas vistas magníficas de toda la costa de Roquetas de Mar, puerto de Aguadulce, bahía de Almería y hasta de Cabo de Gata. Aunque en principio era un paseo tranquilo, al final no han salido malos números, una distancia de 10,5 km y un desnivel acumulado de 1100 metros, menos mal que era un paseito, jaja.
Bueno, ahora las fotos:

 Quién se habrá entretenido en colocar esta cruz?
 Se puede apreciar el puerto de Aguadulce y uno de los túneles de la autovía del Mediterráneo en dirección a Almería.
 Buena panorámica de Aguadulce.
 Por detrás de esta ruina se puede ver un poco de Almería capital y más al fondo Cabo de Gata.
 Aguadulce y al fondo Roquetas.
 Más de Aguadulce.
Quién construiría este pozo al filo del acantilado?.
Aquí se pueden ver las jaulas de la piscifactoría de donde nos comemos ya gran parte del pescado que compramos. También se ven los restos del camino romano que comunicaba Aguadulce con Almería por la sierra, una pena que se pierda probablemente porque los que hicieron la autovía no lo respetaron.
COMENTAR EN FACEBOOK

domingo, 8 de julio de 2012

II Media Maratón Calar Alto (Gérgal)

   "La media maratón a mayor altura de España", eso es lo que reza en el cartel de la prueba y a lo que se refiere es a altura media durante toda la carrera y es que tiene como punto de partida y meta el observatorio astronómico Hispano-Alemán Calar Alto que se encuentra a 2160 m. 
 Observatorio
    Y ahora a lo que vamos, la descripción de mi carrera:
    En principio iba con algunas reservas sobre mi actuación ya que nunca he corrido durante tantos km a esas alturas y no sabía como se comportaría mi cuerpo. La salida ha tenido lugar a las 9:30 y yo como siempre estaba rezagado con mi ritual de preparación embadurnándome con crema protectora contra el sol, poniéndome la camiseta técnica de tirantes, calcetines y zapatillas de montaña y mi gorra salomon. Total que al final cuando me pongo en la salida había por lo menos 200 personas ya delante así que como siempre, nada más darse el pistoletazo de salida me toca ir zigzagueando para ir adelantando a los runners más lentos y siendo la pista muy estrecha me toca salirme de ella e ir campo a través pisando la flora de la zona para poder adelantar y así conseguir alcanzar mi ritmo óptimo de carrera. Así durante un par de kms para poder alcanzar a los que están más o menos a mi mismo nivel y poder correr al ritmo que uno quiera. Hasta el km 3 la velocidad ha sido muy fuerte para ser una carrera por montaña, llegando a bajar de 3'30'' min/km y ya no se si será por eso o por la altura que me noto con falta de oxígeno, pero yo no bajo el ritmo hasta llegar al punto kilométrico 5 donde empieza la carrera de verdad alcanzando el primer cortafuegos que subimos resignados y sin poder correr. Aunque subo andando, lo hago a un buen ritmo y me doy cuenta de que estoy adelantando a muchos runners, habré adelantado mínimo a 15 y solo me han adelantado subiendo dos de ellos así que muy satisfecho y por fin recojo los frutos de estos 3 últimos meses donde he aumentado considerablemente las sesiones de entrenamiento por montaña. Mientras iba pensado todo esto, no para de pensar también en el último cortafuegos y de que de seguir a este ritmo lo iba a pagar en ese subidón del final de carrera, pero no adelantemos acontecimientos. Como he dicho, este cortafuegos comienza en el km 5 y termina en el km 6,5  en los que se sube desde una altitud de 1875 m hasta los 2097 m con lo cual se sube un desnivel positivo de 222 m en una distancia horizontal de 1,5 km lo que se traduce en una pendiente del 15 %. Ahora que hemos llegado al punto más alto del primer cortafuegos comienza una bajada continuada por pista forestal que aunque no me molan mucho ya que prefiero los sendereos estrechos la verdad es que he disfrutado ya que casi todo el camino es por medio de un bosque muy tupido hasta tal punto que en muchos puntos no dejaba ni pasar los rayos de sol y eso que la pista es ancha. En esta pista pude correr bastante y aproveché para hacerlo, pero siendo un poco reservón debido al miedo que me han metido con los 3 útimos kms del cortafuegos  de final de carrera. Primero la pendiente es más pronunciada bajando desde los 2097 m que estábamos hasta los 1861 m en 2,8 km, lo cual nos da una pendiente negativa del 8,5 %. Después una pequeña subidita y seguimos bajando ya con menos pendiente hasta bajar a los 1800 m en el km 14,9 donde nos dejamos la pista forestal para adentrarnos en lo que más me gusta, los senderos. Este sendero estrecho sinusoidal discurre por un bosque de pinos esbeltos y exuberantes que te hacen olvidar que aún estamos en la provincia de Almería y tiene una bajada vertiginosa aunque por desgracia dura poco y enlazamos con otra pista forestal que continúa bajando hasta llevarnos al punto más bajo de la carrera a 1688m. 
 Que cara de velocidad que llevo.
    Hasta aquí hemos recorrido 18,2 km y mi tiempo era de 1h29' lo cual es fabuloso para ser una carrera por montaña a gran altitud y con zapatillas de montaña con casi nula amortiguación. Estos datos me suben la moral pero rápidamente me la bajan las vistas y es que hemos llegado al comienzo del temido cortafuegos de final de carrera así que toca andar otra vez con resignación. Agacho la cabeza, me agarro los cuádriceps con las manos y comienzo mis ascensión sin pausa y a un ritmo bueno para estas alturas de la carrera. El cortafuegos es ancho y a estas horas del día el sol luce radiantes y a pesar de la vegetación y la altitud nos recuerda que no hemos dejado el sur de España y aquí es donde más hago uso de mi cinturón de hidratación. Conforme voy ascendiendo me doy cuenta de que el cansancio no ha hecho mella en mí aún y de que no solo no me adelanta ni un solo corredor sino que soy yo el que va adelantando a corredores y senderistas dándoles caza uno a uno, jaja. Algunos de los senderistas van con bastones y estoy tentado a quitárselo a uno de ellos debido a que llevo los cuádriceps super cargados que parece que van a reventar y es que si el cortafuegos comienza en el km 18,2 a 1688 m, 25 minutos después estoy en el km 20 a 2080 m con lo cual he recorrido 1,8 km en 25 minutos, el peor ritmo de mi carrera, pero claro, hemos subido nada menos que 392 m lo que se traduce en una pendiente media positiva del 22 % con puntos de más del 30 %. 
 Qué subidón
    En todo este tramo ni se me ocurre trotar pero al llegar hasta este punto el terreno nos da un respiro y tenemos unos metros llanos en los que todos los corredores que veo tienen sentido común y siguen andando para recuperar fuerzas pero este no es mi caso y como me veo con fuerzas aún, decido ponerme a trotar hasta que el terreno se vuelve otra vez cuesta arriba y tengo que volver a andar aunque para mi propia sorpresa duro poco andando al ver que ya estamos cerca del final del dichoso cortafuegos y me pongo a trotar en esta última subida y hay hasta algún corredor de los que adelanto que me aplaude y todo, menudo subidón. Ya llegando al final de la subida, adelanto a un corredor que me pregunta por el punto kilométrico por el que vamos y le digo que ya estamos a menos de un kilómetro de meta lo cual le anima y se pone a trotar junto a mí y los dos juntos llegamos al punto más alto de la carrera a 2160 m, que hacen un total de subida en todo el cortafuegos de 472 m en 2,8 km que traducido es una pendiente total positiva del 17%. Tras el cortafuegos hay un pequeño tramo de pista llaneando hasta llegar a la carretera asfaltada con una pequeña pendiente positiva que a estas alturas debería picarnos en las piernas pero con la euforia de ver ya la meta llegamos hasta a esprintar durante unos 200 m en los que alcanzamos una ritmo máximo de 3:15 min/km y cruzar la meta juntos entre los aplausos de los allí congregados. Esta sensación al llegar a meta es lo que más me gusta de las carreras, me da una energía que nunca experimento en los entrenamientos.
    Al final he obtenido un buen puesto en la clasificación de lo cual estoy muy contento y me anima a seguir avanzando.

   Datos:
   Distancia: 21.097 m
   Tiempo oficial: 1h59'56''
   Desnivel acumulado: 1600 m
   Puesto: 43 de 400 participantes
   
   Recorrido:
Run.GPS Community Run.GPS Mobile Sports GPS Software


Perfil: 
 

  
 

COMENTAR EN FACEBOOK

lunes, 2 de julio de 2012

Nacidos para correr

   Aprovechando que he tenido unas mini vacaciones estos últimos días de junio me he leído este libro del cual hacía tiempo que tenía conocimiento ya que ha tenido gran éxito para tratar una temática tan específica como son las ultramaratones de montaña. En principio pensaba que no sería gran cosa a pesar de su fama pero nada más lejos de la realidad y es que nada más empezar a leerlo me ha enganchado y no he podido parar de leer hasta que lo he terminado en pocos días. Es un libro que cuenta la historia de una tribu de superatletas que viven en una zona apartada de Méjico, se les conoce como Tarahumaras o por su verdadero nombre, los Rarámuri y del personaje llamado "Caballo Blanco" aunque también es conocido por el nombre de Micah True o por su verdadero nombre (Michael Randall Hickman), o como el mismo se definió "no soy más que un indio gringo, amigo, corriendo humildemente con los rarámuris" que vivió durante 15 años entre estos corredores que son capaces de correr distancias superiores a 200 kilómetros en tan solo 48 horas, sin parar y con unas sandalias hechas por ellos mismos con restos de neumáticos. Gracias a este libro del cual se han vendido más de 1 millón de ejemplares, ha surgido una corriente de corredores que corren descalzo o con zapatillas minimalistas llamado barefoot. Se han hecho estudios sobre el correr descalzo o con zapatillas minimalistas en comparación con las zapatillas que normalmente utilizamos casi todos los corredores con esos precios tan altos y tanta tecnología para proteger el pie y se ha llegado a la conclusión de que tanta protección es mala ya que más del 90 % de corredores sufren alguna lesión todos los años y eso son números demasiado altos. Por lo visto el correr con zapatillas hace que corramos de forma diferente a la natural, tocando primero con el talón, lo cual contribuye a las citadas lesiones.

El Tarahumara Arnulfo Quimare corriendo junto al ultramaratonista Scott Jurek en las barrancas del cobre de Méjico.

   Pero el libro no solo habla de los tarahumaras y el correr descalzo como yo pensaba antes de empezarlo, va mucho más allá y cuenta las historias y aventuras de grandes corredores en épicas ultramaratones y los vínculos tan fuertes que se crean entre algunos de ellos hasta tal punto que llegas a emocionarte con su lectura. Todas estas historias tienen como nexo de unión y colofón del libro en una gran carrera realizada en la zona donde viven los rarámuris entre estos y los mejores corredores de ultramaratones de América. En definitiva, se trata de una historia épica de sensaciones y amistad, de confianza y aventura, de profundos valores, de sentimientos de libertad y sufrimientos expresados con el running, de sueños cumplidos y aunque se centra en las ultramaratones de montaña, le recomiendo su lectura a todo aquel que le guste correr, seguro que le dará qué pensar. 
   También me ha gustado mucho porque trata otro tema que me apasiona como biólogo que soy y es la evolución humana, la aborda desde un punto de vista que no había visto antes ni en mis estudios universitarios y que te da mucho que pensar ya que hay muchos estudios sobre que los humanos somos como somos ahora debido a que nos erguimos y toda nuestra fisionomía está concebida para correr grandes distancias hasta tal punto que hay tribus de cazadores que cazan antílopes persiguiéndolos durante horas hasta que el pobre animal muere del esfuerzo ya que los humanos somos la especie sobre la tierra que puede estar más tiempo corriendo y eso no creo que sea una casualidad, así que ahora comprendo por qué a algunos nos atrae tanto esto de correr ya que está en nuestros genes.
   Me quedo con un consejo que le dió Eric Orton al escritor de este libro antes de comenzar la carrera ya que este también la corrió y que está muy bien tener presente antes de una carrera para los que somos populares y no nos jugamos nada: "Mira, tengo malas noticias, no vas a ganar. Sin importar lo que hagas, vas a estar ahí fuera todo el día. Así que lo mejor será que te relajes, te tomes tu tiempo y lo disfrutes. Quédate con esto en la cabeza: si sientes que requiere demasiado esfuerzo, es que estás esforzándote más de la cuenta".
COMENTAR EN FACEBOOK